Si estás pensando en visitar Palma de Mallorca en las Islas Baleares, entonces una de las mejores opciones de alojamiento serán el “Luxury Boutique Hotel Can Alomar“. Lo han clasificado como hotel de 5 estrellas, en un lugar privilegiado, una casa señorial del siglo XIX, que hará las delicias de los amantes de la buena arquitectura clásica. En su especial entorno es muy fácil relajarse y dejarse llevar por un viaje único.

Instalaciones y servicios

Hablando de sus instalaciones y servicios, te encontrarás con un hotel totalmente equipado; con caja fuerte, televisor, internet, Tv con conexión satélite, equipos de música, minibar y por supuesto todos los complementos de baño y accesorios necesarios para tu higiene.

El excelente trato al cliente habla también de la exquisitez del hotel con ascensores, conserjería 24 horas, servicio despertador, servicio de room service y también cunas gratuitas y almohadas especiales para personas alérgicas.

Habitaciones

Las habitaciones presentan una gran variedad de ofertas con habitaciones deluxe, que destacan por una cuidada decoración y también una gran luminosidad. O las Junior Suite, geniales para la relajación y descanso, con una pequeña sala integrada, cafetera y servicio de té (gratuito) a lo largo del día. Para los más exigentes, la Suite Can Alomar, será el espacio más reconfortante y deseado, decorado con esmero y equipado con detalles de lujo, que se hacen ver en sus baños amplios y ventanas al exterior, con terraza.

El restaurante del hotel (De Tokio a Lima) ofrece las mejores vistas al Paseo del Borne, con una seleccionada gatronomía fusión, que convoca en su carta platos tradicionales de la cocina japonesa con lo mejor de nuestros platos típicos. Los desayunos de alta calidad de estilo buffet, servidos en el interior y en la terraza, son muy bien acogidos por su gran variedad de ingredientes (jamón, panes frescos, bollería del día, copas de yogures con frutas rojas y muesli, quesos curados…)

No te olvides de pasar por sus zonas de relajación, su piscina con jacuzzi, la cabina de masajes o las clases a la carta, en donde podrás aprender yoga (entre otras cosas).

Terminar el día con las vistas desde su mirador, o descansar después de una ruta en barco con picnic por las islas en viajes planificados por ellos, será el perfecto broche final para una estancia memorable.

Aparcamiento

Aparcamiento disponible